UNA MIRADA CRÍTICA A LA ADULACIÓN ESTALINISTA: La Rusia de los años...

UNA MIRADA CRÍTICA A LA ADULACIÓN ESTALINISTA: La Rusia de los años treinta: The Inner Circle

88
0
Compartir
Es importantísimo acercarse a esta película para dar a conocer la historia y no cometer los mismos errores.

César Belan

Es durante el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética que se pronuncia el ‘discurso secreto’, con la famosa intervención del supuesto sucesor de Stalin, Nikita Jrushchov, quien denuncia los crímenes del dictador  y la represión durante la llamada Gran Purga de los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

De esta forma sucede la ruptura de la línea oficial del partido con los postulados del estalinismo. Es también cuando se acuña el término ‘culto a la personalidad’, definido como la adoración y la adulación excesiva a un caudillo o líder carismático, especialmente cuando se trata de un jefe de Estado.

Adulación

En efecto, Stalin se había convertido en el principal objeto para el trabajo de escritores, poetas y artistas. Incontables poemas y biografías fueron publicados; numerosas estatuas se colocaron en espacios públicos y oficinas del partido. Además, hubo una producción acelerada de películas, que lo tenían como protagonista. Incluso el lenguaje se vio influenciado por palabras derivadas de su nombre o ligadas a él.

Es esta la historia que Andrei Konchalovsky, director de filmes como Siberiade (1979), Runaway Train (1985) y Tango & Cash (1989), busca revelar en su película The Inner Circle (1991).

Tom Hulce, aclamado por su actuación en Amadeus (1984), interpreta a Iván Sanshin, un hombre ordinario que en su noche de bodas es expulsado de su apartamento y llevado a las entrañas del Kremlin para ser invitado al círculo interno de Stalin (Alexandre Zbruev) para proyectarle filmes.

Hulce mantiene una fe inquebrantable en su ‘maestro’, a pesar de ser testigo de maquinaciones políticas mortales dentro del Kremlin, de que las bombas alemanas hayan reducido su barrio de Moscú a escombros, del arresto de sus vecinos, del affair de su esposa con el escalofriante jefe de Seguridad del Estado, Lavrentii Beria, y el trágico declive del proyeccionista.

Atrapado

El ingenuo servidor queda atrapado en un mundo de poder y privilegios que le permite acumular los beneficios de la élite, pero con la condición de mantener su empleo en secreto. No obstante, estas prerrogativas no serán suficientes, por lo que se verá un desenlace en el que tendrá que elegir entre su patria y su corazón.

The Inner Circle recrea el sabor de los años estalinistas. El filme nos permite observar la extraña forma en que la unidad familiar es destruida tanto por el amor de la gente hacia su líder como por el miedo a ser denunciados como traidores.

Referencia

Andrei Konchalovsky: The Inner Circle. Columbia Pictures. Estados Unidos, Rusia. 1991. 137 min.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta