DIGESA advierte que contenedores no desinfectados son focos contaminantes

DIGESA advierte que contenedores no desinfectados son focos contaminantes

INCAPACIDAD DE MUNICIPALIDADES PROVOCA MÁS CONTAMINACIÓN

1252
0
Compartir
¿Serán los contenedores de basura un remedio peor que la enfermedad? Municipalidades tienen la palabra.

El crecimiento de Arequipa trae consigo un problema a gran escala: el aumento de basura y el recojo de la misma. En la segunda quincena de marzo de este año, un estudio realizado por la Dirección de Salud Ambiental de Arequipa en diferentes distritos de la ciudad, arrojó que hace cinco años un poblador generaba un poco más de un cuarto de kilo de residuos, ahora produce entre medio y tres cuartos de kilo.

Esto también se ve reflejado en el recojo de desperdicios. Por ejemplo, hace cinco años, en el distrito de Alto Selva Alegre, diariamente se recogían 30 toneladas de basura, hoy se recogen 45. Lo mismo en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero, que ha pasado de 50 a 80 toneladas diarias de residuos.

Contenedores

Con la finalidad de mantener limpias las calles y conservar los residuos orgánicos fuera del alcance de los canes, recicladores informales y de la radiación solar hasta su eliminación definitiva, distritos como Paucarpata, José Luis Bustamante y Rivero, Mariano Melgar, Alto Selva Alegre, entre otros, han decidido “contenerizar” la basura para evitar que la misma pueda ser un foco de infección.

Por ejemplo, Marco Aucapuri, Sub Gerente de Limpieza Pública y Salud Ambiental de Selva Alegre, comentó que en todo el distrito se han puesto alrededor de 800 contenedores, lo que ha disminuido la basura en las calles, sin embargo el problema que ahora afronta este municipio es la limpieza de estos, que por ser un número elevado y por no contar con el personal suficiente, muchas veces condensa olores desagradables que obliga a los usuarios a mantenerlos cerrados y a seguir colocando la basura en la calle.
“Por el momento tenemos el problema de limpiarlos todos los días, por lo que a futuro pensamos adquirir unos camiones sanitarios que se encarguen del lavado a presión de estos envases”, señaló el funcionario.

Mientras tanto, en José Luis Bustamante y Rivero el problema es la escasez de contenedores: solo 100 para 84 mil habitantes. Eloy Zegarra, Sub Gerente de Medio Ambiente de este distrito, aclaró que si bien los contenedores que poseen reciben un adecuado tratamiento con suministros industriales, estos colapsan en zonas concurridas como por ejemplo la plataforma Andrés Avelino. Allí, cada fin de semana, el comercio obliga a que las compactadoras realicen hasta tres turnos en un solo día para recoger la basura generada en los mercados.

Ciudadanos irresponsables

Otro problema que las comunas no pueden resolver es el rápido deterioro o mal uso de los contendedores por parte de los vecinos. En el distrito de Mariano Melgar, por ejemplo, en horas de la madrugada, malos ciudadanos colocan desmonte o escombros en los contenedores, lo que perfora sus bases y los vuelve inservibles. En el mismo distrito se detectó que jóvenes desadaptados han quemado los recipientes. A la fecha este distrito ha perdido 35 contenedores en total.

En el Distrito de Paucarpata —el segundo más poblado de la ciudad con 149 mil habitantes— la situación va de extremo a extremo: solo hay 50 contenedores pero más de la mitad de están en desuso porque la gente se niega a caminar hasta ellos para colocar la basura. A cambio siguen arrojando sus residuos en la calle o en la torrentera. De otro lado, también están los contenedores que permanecen más de una semana rebalsando de basura sin que la municipalidad haga algo por resolver el problema.

Complicaciones sanitarias

Lo que complica aún más este escenario, es que gran porcentaje de los residuos desechados son orgánicos, los mismos que frente al inclemente sol arequipeño y al rápido proceso de descomposición que tienen se convierten en un riesgo latente para la población.

Sobre el tema, Elmer Cruz, Director Ejecutivo de Salud Ambiental de Arequipa (DIGESA), comentó: “Si los municipios no cuentan con un óptimo sistema de recolección y tratamiento de residuos, definitivamente esto es un riesgo para la población en general”.
De otro lado, Eloy Zegarra, sub gerente de Medio Ambiente de la Municipalidad de José Luis Bustamante y Rivero, aseguró que el proceso para evitar los altos índices de contaminación por basura dejada en las calles, no ha sido del todo exitoso, debido a dos factores: “la falta de campañas efectivas para concientizar a la gente, el poco presupuesto destinado para la continuación de estos planes y los malos hábitos de la población en general”.

La DIGESA espera para este mes de abril que tres municipalidades (Alto Selva Alegre, Mariano Melgar y José Luis Bustamante y Rivero) envíen reportes sobre su sistema de recojo de residuos. Ello permitirá evaluar la operatividad de los contenedores y permitirá establecer mecanismos que permitan reducir la concentración de basura en puntos críticos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta