¿Arequipa puede ser una ‘ciudad inteligente’?

¿Arequipa puede ser una ‘ciudad inteligente’?

Candidatos firmaron un compromiso para incluir este tema en los planes de gobierno

169
0
Compartir
Arequipa debe ser parte de la tendencia mundial para promover soluciones tecnológicas a los problemas de la ciudad.

Rolando Vilca Begazo

Amigo lector, imagínese la siguiente escena: ocurre un accidente de tránsito en alguna calle de la ciudad, el siniestro es detectado por el sistema de videovigilancia y sensor de sonido, se remite esta información al centro de comando y control y se envía una ambulancia. Los semáforos detectan la ambulancia y la dejan pasar, llega a su destino y evacúa a los heridos.

Todo esto ocurre en cuestión de minutos y bajo la supervisión de una plataforma de información que integra los servicios de transporte, salud y seguridad. Aunque este episodio parezca ser parte de una película de ciencia ficción, sí podría ser realidad. Y para ello, Arequipa tendría que convertirse en una smart city o una ‘ciudad inteligente’.

Pero ¿esto es posible? En opinión de Claudio Querol, director de la consultora en innovación y transformación digital Innovus, a Arequipa no le falta nada para iniciar su conversión a una ‘ciudad inteligente’.

“Tiene los insumos necesarios y cuenta con los polos de talento, que son las universidades. Tal vez solo faltan mayores redes de banda ancha para mejorar la conectividad por Internet. Existen brechas para operar la tecnología como en otros lugares, pero no es por la población, sino por la oferta limitada de soluciones desde el sector público”, explicó.

¿De qué hablamos?

Una ‘ciudad inteligente’, según Querol, utiliza la tecnología para mejorar la toma de decisiones, la eficiencia de las operaciones, la prestación de los servicios urbanos y su competitividad.

Es decir, la gestión municipal tendría en la tecnología un gran aliado no solo para integrar los diferentes servicios que ofrece, sino también para optimizar el uso de los recursos (logísticos y económicos). Además, elevaría el grado de satisfacción del ciudadano, aumentaría la eficiencia en la gestión municipal, generaría una mayor participación de la sociedad civil y produciría indicadores que ayuden a medir y mejorar las políticas públicas.

Decisión política

Esto suena muy bien en el papel, pero ¿cómo puede ser realidad? Claudio Querol advierte que el principal cambio que debe ocurrir está en manos de las autoridades municipales. Se requiere de una decisión política para iniciar esta transformación digital. Y claro, este proceso debe de incluir fases de implementación de corto, mediano y largo plazo.

No obstante, si se identifican aquellas soluciones tecnológicas que tendrán un mayor impacto en los principales problemas de la ciudad, se mostrarán los beneficios a la población en un corto tiempo, y ese reconocimiento serviría de aval e impulso para llevar a cabo acciones de largo plazo.

Es por ello que días atrás se presentó esta propuesta a los candidatos a la Alcaldía Provincial de Arequipa, y se logró la suscripción de un compromiso con 13 de ellos para incorporar este proyecto en sus planes de gobierno.

Este acuerdo fue promovido por Goberna Perú y la asociación Perú D, como parte del foro Smart Cities que desarrollan en las ciudades de Lima, Arequipa, Cusco y Trujillo.

Mauricio Novoa, presidente de Goberna Perú, dejó en claro que “si algún candidato no toma en cuenta la digitalización de su ciudad es que está de espaldas al futuro y vive en el siglo pasado”. “Ahora depende de ellos [el decidir] en qué aspectos será necesario implementar la tecnología y las políticas públicas que ellos consideren importantes para su gestión”, agregó.

Por su parte, Angélica Matsuda, fundadora de Perú D, señaló que el uso de la tecnología puede ayudar a reducir las brechas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. “Una ‘ciudad inteligente’ toma mejores decisiones en el manejo del tráfico vehicular, la basura, la salud y la corrupción, a partir de la información que recoge de sensores, cámaras y otros dispositivos tecnológicos”, señaló.

Desconfianza

Sin embargo, un obstáculo que se debe superar en este proceso de transformación digital es la desconfianza de la ciudadanía del uso de trámites virtuales.

Para Claudio Querol, esto es inevitable y no por el desconocimiento de la población, sino por la falta de uso de estos servicios. Así, recordó que cuando las entidades bancarias facilitaron los cajeros automáticos por primera vez, tomó varios años convencer a los clientes de que eran seguros, y ahora su uso es habitual.

“Lo mismo ocurrirá con los otros servicios que se pongan en línea. Tal vez la primera vez no te resulte bien el trámite, pero luego corriges y aprendes, o te vas a la oficina. A medida que la oferta sea más eficiente y atienda mejor a los ciudadanos, tendrá más acogida”, explicó.

¿A qué costo?

Querol refiere que después de contar con el liderazgo político para impulsar el proyecto de una ‘ciudad inteligente’ el siguiente paso es armar el planeamiento estratégico de transformación digital urbana. Esto, a partir de la identificación y la comprensión de los problemas de la ciudad, para así trazar el camino a seguir y plantear las soluciones que se implementarán en el corto, mediano y largo plazo.

En cuanto al costo, explicó que este es relativo. En todo caso, aclaró que “lo que se tiene que evaluar o medir no es la inversión, sino el valor que genere a futuro”. Así, dijo que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estimó que para que una ciudad de 120 000 personas se transforme digitalmente e implemente soluciones tecnológicas para todo tipo de servicio se requiere una inversión de US$ 15 millones.

En el caso de Arequipa, consideró que dependerá mucho de la línea base con la que se quiera empezar. Esto es con aquellas soluciones de mayor impacto para determinados problemas y que demanden un menor tiempo de implementación. “Eso dependerá de la voluntad política y de cómo quieren empezar a implementar el concepto de ‘ciudades inteligentes’. No es muy costoso”, concluyó.

=====

Importante (LETRA PEQUEÑA)

– La digitalización impacta a diversos sectores: transporte urbano, semáforos inteligentes, vías autosostenibles, control de parqueo, control de tráfico, alumbrado público inteligente, videovigilancia, manejo inteligente de residuos sólidos, etc.

– A nivel de residencias, se puede utilizar en la gestión del uso de energía, el sistema de videovigilancia, la gestión del uso de agua, etc.

=======

FRASES

“Una ‘ciudad inteligente’ toma mejores decisiones en el manejo del tráfico vehicular, la basura, la salud y la corrupción, a partir de la información que recoge de sensores, cámaras y otros dispositivos tecnológicos”. Angélica Matsuda, fundadora de Perú D.

“Si algún candidato no toma en cuenta la digitalización de su ciudad es que está de espaldas al futuro y vive en el siglo pasado”. Mauricio Novoa, presidente de Goberna Perú.

=========

La digitalización en Arequipa (RECUADRO EN LETRA PEQUEÑA Y UNA IMAGEN)

De acuerdo a la encuesta encargada por Perú D a Ipsos Public Affairs para medir la digitalización en Arequipa, se concluye:

– Siete de cada diez personas cree que es importante que los candidatos a los cargos municipales incluyan acciones digitales en sus planes de gobierno.

– Nueve de cada diez encuestados tienen celular y de ellos, el 65 % usa un smartphone.

– Cinco de cada diez entrevistados se conectan diariamente a Internet.

– El smartphone es el principal dispositivo usado para conectarse a Internet (73 %), frente a la computadora en casa (28 %), la laptop (17 %) y la cabina pública (13 %).

– El Reniec y la Sunat son las entidades en las que los arequipeños realizaron más trámites virtuales. Un 40 % en el primer caso y un 34 % en el segundo.

– Si se requiere información acerca de un trámite, el 33 % de los arequipeños la busca en la página web de la entidad y el 32 % prefiere solicitarla en la oficina de la institución.

– La desconfianza (82 %) es la principal razón por la que los arequipeños no realizaron gestiones virtuales en el 2017.

– El 47 % de los arequipeños cree que el principal problema de la ciudad es la contaminación, para el 39 % es la corrupción dentro del municipio y para el 34 % es el caos vehicular.

No hay comentarios

Dejar una respuesta