Revisando los fundamentos macroeconómicos

Revisando los fundamentos macroeconómicos

103
0
Compartir

Germán Chávez Contreras
Economista y rector de la UCSP

Ante los recientes ajustes tributarios, y dada la conmoción política y social como resultado de ellos, es pertinente evaluar los fundamentos macroeconómicos de la economía nacional.

El producto bruto interno (PBI), la variable macroeconómica más relevante, cerró el 2017 con un crecimiento de 2.5 %. Para el primer trimestre del 2018, mejoró llegando al 3.2 %. Sin embargo, este crecimiento es aún insuficiente.

Otra variable importante es la cuenta fiscal, que desde el 2014 es deficitaria, ya sea por una baja recaudación tributaria o un excesivo gasto de gobierno. O ambos. El déficit fiscal al cierre del 2017 fue de –3.2 % del PBI. Sin embargo, en el primer trimestre de este año hubo un superávit de 0.5 % que, de mantenerse, sería favorable.

Las reservas internacionales netas (RIN) funcionan como un respaldo ante cualquier desequilibrio en la balanza de pagos. Las RIN, a mayo del 2018, fueron de US$ 60 000 millones. Este monto alcanza para cubrir la norma generalmente aceptada de dieciocho meses de importaciones, por lo que podemos estar tranquilos.

A pesar de que la inflación al cierre del 2017 está dentro del rango meta (2.5 %) y que su pronóstico para el 2018 es estable, el incremento internacional del precio de los combustibles y su tendencia al alza podrían afectar este comportamiento.

El tipo de cambio es otra variable que puede afectar los precios. Para el presente año, se estima un tipo de cambio entre S/ 3.25 y S/ 3.30 por dólar. Por este lado, la inflación no se verá mayormente amenazada.

La tasa de interés de referencia (TIR) tiene impacto en el costo financiero y en la inflación. El Perú la mantiene en 2.75 %. Por su lado, en Estados Unidos esta es de 1.75 %. Esta relación de TIR entre Perú y Estados Unidos no sería relevante para la fuga de divisas, por lo que, por este factor, el tipo de cambio debe permanecer sin presiones al alza.

Finalmente, el nivel de la deuda pública se mantiene aproximadamente en 25 % del PBI. Esta relación deuda-PBI es una de las tres mejores de América Latina. En conclusión, se puede afirmar que el Perú mantiene, salvo por el PBI y el déficit fiscal, fortaleza en sus fundamentos macroeconómicos, lo que le garantiza la capacidad de reaccionar ante cualquier turbulencia generada por factores externos.

Compartir
Artículo anteriorSeriedad
Artículo siguienteEl hincha no está ciego

No hay comentarios

Dejar una respuesta