La familia: ¿carga o motivación laboral?

La familia: ¿carga o motivación laboral?

UNA INVESTIGACIÓN NOS AYUDA A RESPONDER ESTA PREGUNTA

109
0
Compartir
La motivación familiar mejora el desempeño laboral cuando las condiciones del empleo no son motivantes.

Manuel Ugarte Cornejo

Si preguntamos qué es lo que la familia significa para el mundo del trabajo, podemos enfrentar la disyuntiva de considerarla un factor que distrae a los empleados de sus objetivos, o al contrario: verla como una motivación para mejorar el desempeño en el lugar de trabajo. Un reciente estudio empírico se inclina por esta última visión.

La investigación a la que nos referimos se titula “When Job Performance is All Relative: How Family Motivation Energizes Effort and Compensates for Intrinsic Motivation”. Los autores son Menges, Tussing, Wihler, & Grant (2017).

Ellos han comprobado que cuando las motivaciones intrínsecas no son posibles en el lugar de trabajo, los empleados encuentran una fuente poderosa de motivación en el apoyo que ellos están brindando a sus familias. Es decir que la motivación familiar mejora el desempeño laboral cuando las condiciones del empleo no son en sí mismas una gran fuente de motivación.

Público

La investigación se ha realizado en México, en la frontera con Estados Unidos, con trabajadoras de fábricas llamadas maquiladoras, caracterizadas por su mano de obra barata, y que en el caso de este estudio se dedican al escaneo de códigos de barra de cupones.

A este público objetivo se le ha aplicado diferentes instrumentos de medición del desempeño laboral, de las motivaciones intrínsecas y familiares y de la energía y el estrés. Hay que añadir que los investigadores han utilizado modelos matemáticos cuyas idoneidad y fortaleza han sido corroboradas y empleadas en estudios anteriores.

Hallazgos

Ellos han corroborado que “la motivación familiar se asocia positivamente con el desempeño laboral. […] Incluso cuando se controla por la motivación intrínseca y externa, encontramos una asociación positiva significativa entre la motivación familiar y el rendimiento en el trabajo”, dicen los autores.

También han encontrado que “la relación entre la motivación familiar y el rendimiento en el trabajo depende de la motivación intrínseca, de tal manera que la motivación familiar compensa los bajos niveles de motivación intrínseca”.

Un tercer hallazgo fue que la “motivación familiar da energía para aquellos con baja motivación intrínseca, aunque no para aquellos con alta motivación intrínseca”.

Un cuarto hallazgo muy importante está relacionado a la mejora del desempeño laboral. Así, encontraron que “el efecto indirecto condicional de la motivación familiar en el rendimiento, mediada por la energía, fue significativa cuando la motivación intrínseca era baja”.

Falsa oposición

El estudio no es definitivo, pero resulta ser muy interesante frente a enfoques individualistas y economicistas que han intentado introducir una oposi ción entre trabajo y familia, o establecer entre ambos relaciones utilitaristas y, por lo mismo, inhumanas. Estas conclusiones también nos recuerdan que es el trabajo el que debe estar al servicio del hombre, y solo podrá hacerlo estando al servicio de la familia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta