Proponen Diamante Territoral entre Arequipa, Majes y Mollendo

Proponen Diamante Territoral entre Arequipa, Majes y Mollendo

Con ello, las actividades económicas de estas localidades serían más competitivas

42
0
Compartir
Esta propuesta fue hecha por el arquitecto Alfonso Vergara, presidente de la Fundación Metrópoli.

César Ventura Pizarro

Imagínese, estimado lector, que Arequipa, Majes y Mollendo se conecten por un sistema de transporte moderno, que los proyectos de infraestructura de cada ciudad estén en armonía con los de las otras y que las decisiones empresariales y de gobierno sean tomadas con un enfoque común.

Ese es el concepto de Diamante Territorial, el proyecto que el arquitecto Alfonso Vergara, presidente de la Fundación Metrópoli, planteó a la ciudad en el Primer Congreso de la Construcción en Arequipa.

Para el urbanista, este concepto permitiría que las actividades económicas de estas localidades sean más competitivas. Además que existiría un “reequilibrio” en el desarrollo de estas localidades y eso generaría sostenibilidad ambiental.

Mollendo, a través de la cercanía del puerto de Matarani como salida comercial; Majes, como productor de agroexportación; y Arequipa, como centro cultural y minero, podrían liderar el territorio más importante de la zona del Pacífico Sur de América.

Inversión

Se trata de una iniciativa de la Fundación Metrópoli aplicada en Colombia, a través de un diamante entre diez regiones del Caribe; en Bolivia, mediante la integración de diversas localidades en Santa Cruz; en Chile, con la articulación de Santiago y el puerto de Valparaíso, entre otros. Cada uno con componentes particulares, con inversión y ritmo de avance distintos.

En ese sentido, Vergara afirmó que “al ser un proyecto que requiere de infraestructura de transporte, renovación urbana, creación de nodos de innovación y áreas tecnológicas avanzadas, hasta que no se diseñe el proyecto no sabemos [el costo] de la inversión”.

Pues se trata de un proyecto con visión de largo plazo y solo su diseño tardaría entre nueve y doce meses. Los subproyectos que conformarían este modelo deberían desarrollarse en plazos distintos, pero alineados a la visión de ciudad que se tiene.

“Lo bueno de los proyectos diamante es que la inversión necesaria para su implementación es del sector público, bancos de desarrollo y el sector privado”, agregó Vergara. La modalidad son las asociaciones público privadas (APP); entre ellas, las construcciones con posterior concesión y las vías con recuperación de la inversión a través del cobro de peajes y edificaciones que puedan tener retorno económico para la inversión privada o pública.

Capeco

En paralelo, Guido Valdivia, director ejecutivo de la Cámara Peruana de la Construcción, afirmó que su institución realizó un proyecto similar para Arequipa hace dos años. Esta propuesta integra a Camaná, además de Arequipa, Majes y Mollendo. Pero condicionó el éxito de esta iniciativa con la culminación del proyecto Majes Siguas II. “Si Majes fracasa, no hay diamante”, afirmó.

Metrópoli

Arequipa es, como metrópoli, un potencial también para desarrollar una ciudad inteligente. Vergara utiliza este término para aquellas localidades con “territorios que analizan su posición, su idiosincrasia, singularidades y componentes de excelencia para idear un proyecto de futuro”.

Así, resalta el que Arequipa tenga como componente de excelencia el Centro Histórico y paisajes naturales. A partir de ellos, se debe moldear el desarrollo urbano.


El dato 

Las ciudades medias, como Arequipa, representan hoy el 11 % de la producción mundial; en 20 años, según Vergara, representarán el 20 %.

No hay comentarios

Dejar una respuesta