¿Por qué el leasing inmobiliario no está dando buenos resultados?

¿Por qué el leasing inmobiliario no está dando buenos resultados?

EXISTE DÉFICIT DE 2 MILLONES DE VIVIENDAS A NIVEL NACIONAL Y DE 80 000 EN AREQUIPA

278
0
Compartir
Las ‘novedosas’ leyes no llegaron a motivar el mercado inmobiliario que sigue estancado a la espera de un verdadero relanzamiento.

César Ventura Pizarro

Ha pasado más de un año desde que el expresidente Ollanta Humala lanzara el reglamento de la ley de leasing inmobiliario y la opción de comprar una vivienda alquilada. Sin embargo, aún no existe oferta de entidades financieras ni empresas inmobiliarias para adquirir la casa propia mediante estas modalidades. A tanto ha llegado la indiferencia del mercado que el actual ministro de Vivienda y Saneamiento, Edmer Trujillo, anunció que es probable que esta normativa sea derogada.

Lo advertimos

En mayo del 2015, cuando la medida fue lanzada por el Ejecutivo, Encuentro conversó con Lenie Carpio, presidente de la Cámara Peruana de la Construcción en Arequipa. El especialista advirtió que, pesé a que el objetivo del Gobierno era reducir el déficit inmobiliario del país y fortalecer la construcción, esta medida solo podría responder a un tema social y no de reactivación del sector.

Ahora, 17 meses después, las medidas del gobierno humalista se encuentran en la cuerda floja. Carpio no se equivocó al sugerir que el sector no se reactivaría de esta manera; es más, “tampoco se mejoró en el aspecto social puesto que el déficit de vivienda aún no se reduce”.

El fracaso

Para Carpio el problema fue que el Estado no coordinó la medida con las instituciones financieras ni con los empresarios inmobiliarios. “Los cuatro principales bancos del Perú dijeron que no era viable porque el Gobierno no ponía un sol del dinero. Ellos no estaban de acuerdo con el leasing inmobiliario”, afirmó Carpio.

Sostuvo además que “el único acercamiento del gobierno al sector financiero fue con las cajas municipales, sin embargo, los altos intereses de estas entidades no permiten la existencia de demanda”.

Perjudicados

Quienes siguen siendo los más perjudicados son las personas pertenecientes a los sectores socioeconómicos D y E. “El asunto no es reactivar la compra de casas para los sectores A y B, sino para los sectores D y E. Hoy en día no hay oferta para estos sectores y la demanda es muy fuerte”, afirmó Carpio.

Es más, aseguró que “del 100 % de déficit de viviendas, 70 % es en estos sectores”. “Se deben construir inmuebles que cuesten entre S/ 40 mil y S/ 80 mil. Solo el Estado no puede asumir estos proyectos; la empresa privada también tiene que participar teniendo claro que no ganará lo que gana vendiendo casas en los sectores A y B, por tanto deberán ajustar sus porcentajes de ganancias hacia abajo, compensando el tema con la venta masiva de viviendas”, afirmó.

Déficit de viviendas

Entre tanto, el déficit de viviendas en Arequipa continúa y se ubica alrededor de las 80 000. A nivel nacional el número es de 2 millones. Carpio sostiene que este año la cifra se podrá reducir a lo mucho en 1 o 2 %.

Solo en Arequipa “se debería construir unas 107 000 viviendas en tres quinquenios, a ritmo de 7 000 por año. Sin embargo, en la región se levantan solo entre 2500 y 3000 anualmente”, reconoció el especialista.

No hay comentarios

Dejar una respuesta