Mayores de 65 años podrán acceder a créditos hipotecarios

Mayores de 65 años podrán acceder a créditos hipotecarios

LEY DE LA HIPOTECA INVERSA FUE APROBADA POR EL CONGRESO

207
0
Compartir
Este producto estará disponible en el mercado en las próximas semanas.

Cesar Ventura Pizarro

Los peruanos mayores de 65 años ya podrán acceder a créditos para vivienda. La Comisión de Justicia y Derechos Humanos aprobó la ley de hipoteca inversa. Esta favorece a los adultos mayores, que por su avanzada edad no suelen ser sujetos a crédito bancario. ¿Cómo funciona este préstamo y cómo aseguran los bancos su pago?

¿Qué es?

En efecto, la hipoteca inversa es un crédito hipotecario, pero con un sistema distinto al tradicional: el pago se realiza después del fallecimiento del titular. De acuerdo a la norma, los bancos que ofrezcan este producto no podrán exigir la cancelación de la deuda al titular.

La forma en que las instituciones financieras cobrarán el crédito será a través de los herederos o legatarios; de esta manera se podrá mantener la propiedad del inmueble. En el caso de que no se pueda cancelar la deuda, el banco hará efectiva la garantía hipotecaria para cobrar el préstamo.

Tasas

Como todo producto financiero, estará sujeto a las tasas, las comisiones y los intereses de la entidad elegida por el cliente. El monto otorgado se determinará en función al valor del inmueble, la esperanza de vida y la tasa de interés asignada. El valor de la propiedad tendrá que ser evaluado y tazado por dos entidades especializadas, una de ellas puede ser la empresa prestataria.

Propiedad

Cabe resaltar que la propiedad y el derecho de habitar la vivienda hipotecada no se pierde hasta el fallecimiento del usuario. Incluso uno de los requisitos para acceder a este crédito es que los dueños de la casa habiten el inmueble en garantía. Sin embargo, el arrendamiento de la propiedad, o de parte de esta, tiene que ser autorizado por la entidad financiera.

Asimismo, el propietario tiene la obligación de pagar un seguro contra todo tipo de daño, puesto que los bancos solo pueden disponer del inmueble hipotecado como medio de cobranza. Cualquier otro bien está protegido por la ley y no puede ser tomado por el banco acreedor.

Si la vivienda en garantía es cedida, donada o vendida antes de pagar el préstamo en su totalidad, la entidad financiera podrá finalizar el contrato y ordenar la ejecución de la hipoteca, por lo que el usuario pierde la propiedad del bien. Considerando la edad de los titulares, acaso se presente esta circunstancia, estos quedarían en situación de desamparo. Del mismo modo, la entidad prestataria podrá disponer de la vivienda si esta es alquilada sin su autorización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta