Canon de Arequipa se reduciría por guerra comercial entre EE.UU. y China

Canon de Arequipa se reduciría por guerra comercial entre EE.UU. y China

Aranceles entre ambos países subieron a 25 %

150
0
Compartir
Nuestro principal producto de exportación se vería afectado por el enfrentamiento comercial entre estas potencias mundiales.

César Ventura Pizarro

Estados Unidos y China llenaron al mundo económico de incertidumbre. El presidente norteamericano Donald Trump anunció el mayor incremento de aranceles de su historia a productos provenientes de China. La respuesta asiática no se hizo esperar y fue de la misma magnitud. Ambos son socios económicos del Perú, por lo que el país sentirá las consecuencias de este enfrentamiento, y Arequipa no será la excepción.

A las cero horas del 6 de julio, entraron en vigencia las nuevas tasas arancelarias, que son en promedio 25 %, para productos tecnológicos, vehículos y maquinarias chinas. Ese día, China dispuso también la misma tasa para productos agrícolas, automóviles y medicamentos provenientes de Estados Unidos.

En consecuencia, todos estos productos costarían en estos mercados 25 % más que antes. El motivo, según Trump, fue acortar la brecha comercial, puesto que Estados Unidos importa US$ 375 000 millones más de lo que exporta al país asiático. Es decir, compran más productos hechos en China que los que ellos mismos producen.

Perú

El principal destino de las exportaciones mineras del Perú es China, y en productos de valor agregado es Estados Unidos. El lazo con ambos países es fuerte. Patricio Quintanilla, economista, indicó a ENCUENTRO que las consecuencias a corto plazo de este conflicto vendrían por una variación en los precios de los metales.

“El impacto más concreto ha sido la caída del precio del cobre. A inicios de junio costaba US$ 3.30 la libra y después de estas medidas pasó a US$ 2.88. Una caída enorme”. El cobre peruano pasó a valer 15 % menos.

En el mediano plazo, este conflicto presentará dos implicancias. “Tendrá repercusiones en el crecimiento mundial y esto también afectará al Perú. Y una segunda es que nuestros principales socios comerciales son estos países”, afirmó Quintanilla.

Como consecuencia, las economías de China y Estados Unidos se retraerán y provocarán que se demanden menos productos peruanos. Por tanto, el mercado nacional también se contraería.

Arequipa

En la práctica, con la disminución del precio del cobre, las empresas productoras obtendrán menores utilidades por la venta del mineral. “Si bajan las utilidades de Cerro Verde, la empresa pagará menos impuestos y si paga menos, el monto del canon también va a disminuir”, precisó el especialista.

El canon que es asignado al Gobierno regional, a los gobiernos locales y a la Universidad Nacional de San Agustín sería menor en el 2019. Todo ello, producto del ejercicio fiscal 2018.

Además, con un precio bajo del cobre, el monto por exportaciones disminuiría, lo que generaría un menor ingreso de dólares al país. En consecuencia, se incrementaría el precio del dólar. Sin embargo, Quintanilla aclaró que el precio de la moneda internacional se define por más de un factor.

Reflexión

Para Patricio Quintanilla, existen dos escenarios: uno positivo y otro negativo. En mayo, representantes de ambos gobiernos se reunieron para solucionar el déficit comercial americano por la vía pacífica. Pero este propósito se truncó debido al discurso poco amigable de Trump.

“Si esto se retoma, es posible que las condiciones vuelvan a la normalidad”, refirió Quintanilla. Por el contrario, “si los ataques continúan, el precio del cobre no se recuperaría y las repercusiones negativas para el Perú continuarían”, concluyó.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta