Un nuevo retraso en la llegada del gas natural a Arequipa

Un nuevo retraso en la llegada del gas natural a Arequipa

Fenosa acumula pérdidas por no atender a más de 11 600 usuarios en el sur

52
0
Compartir
Miles de familias en Arequipa están a la espera del gas de Camisea.

Rolando Vilca Begazo

En agosto pasado el gas natural de Camisea debió llegar a nuestra ciudad para ser distribuido por el sistema de redes domiciliarias que ya existen en diferentes distritos. Sin embargo, hasta la fecha no se puede precisar cuándo se concretará este proyecto.

El motivo, una vez más, es el retraso en el funcionamiento de la estación de carga de camiones cisterna en Ica, obra a cargo de Perú LNG que debió estar culminada ya en el 2015.

Lo que llama la atención es que el presidente, Pedro Pablo Kuczynski, asistió a la inauguración de estas instalaciones el último viernes 8 de septiembre, pese a que el proyecto no está culminado. Según el especialista en masificación de gas natural del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), Percy Zevallos Villegas, al 24 de agosto esta obra tenía un 70 % de avance.

Si bien Perú LNG no presentó el nuevo cronograma para la puesta en operación de esta infraestructura, se estima que los trabajos finales tomarían un mes más. Luego vendría un periodo de pruebas de 20 días y recién en noviembre, si todo marcha bien, podría despacharse el primer camión con gas natural licuado (GNL) no solo a Arequipa, sino a otras diez regiones del norte y el sur del país.

Pérdidas en Fenosa
En este momento, la empresa Gas Natural Fenosa, a cargo del proyecto de concesión suroeste para la masificación del uso de gas natural, tiene suscrito el contrato de abastecimiento con 11 605 clientes en las ciudades de Arequipa, Moquegua, Ilo y Tacna. Pero no puede cumplir con ellos porque no cuenta con una sola molécula de este hidrocarburo en tanto no inicie operaciones el cargadero de Perú LNG.

“Nosotros tenemos todo listo para iniciar operaciones, pero no tenemos disponibilidad de gas. Según una reciente carta de Perú LNG, esperamos contar con este recurso a mediados de octubre, pero esto no es definitivo”, reconoció el responsable de Comunicaciones de Fenosa en Arequipa, Luis Corzo.

Lo cierto es que, tal como reconoció el gestor de Expansión de Fenosa, Fred Shuña, la empresa deja de percibir ingresos desde hace tres meses, cuando culminaron las obras de tendido de redes troncales y pusieron a punto las estaciones de regasificación para distribuir gas natural a domicilios, comercios e industrias locales.

Solo por no abastecer a las más de 11 000 conexiones domiciliarias se deja de percibir unos 383 000 soles mensuales desde el presente mes, a razón de 33 soles por cada cliente, en promedio. A esto se añade la pérdida de la oportunidad para atender a decenas de comercios e industrias interesados en usar gas natural: no se puede firmar un contrato con ellos mientras no haya disponibilidad de este recurso. Es más, en este rubro es donde se multiplicaría de manera exponencial el consumo y las ganancias.

¿Acción legal?

Esta afectación podría propiciar que Fenosa demande al Estado peruano al tener una inversión ‘muerta’ que no le genera rentabilidad. Ello tomando en cuenta que era responsabilidad del Estado asegurar la construcción de la estación de carga con Perú LNG para garantizar la operatividad del proyecto de masificación del gas en el sur y norte del país.

En Arequipa

En nuestra ciudad se cuenta con dos estaciones de regasificación. Una en Cerro Colorado y otra en Socabaya. A partir de estas se avanzó con el tendido de redes troncales y domiciliarias.

Así, ya se cuenta con líneas de distribución para atender al sector de Pachacútec, Alto Libertad, Peruarbo, en el norte de la ciudad; y por el sur en Simón Bolívar, Santa Clara, alrededores de la universidad Alas Peruanas, edificio médico y Villa Eléctrica. En el cercado, se empezará con San Jerónimo y Juventud Ferroviaria. También se inició el tendido de redes en los alrededores del mall de Paucarpata. Los distritos que seguirán son Miraflores y Mariano Melgar.

A la fecha se tienen

9 400 contratos suscritos en Arequipa, pese a que un 10 % de la población no desea contar con este servicio por el temor a un posible accidente y por las modificaciones que tendrían que realizar en las viviendas.

Tarifas

El costo de la tarifa doméstica será de 32 a 33 soles mensuales, por un consumo similar al de un balón de GLP. Es decir, el ahorro solo sería de dos a tres soles, pero este se incrementaría si se suele usar más de un balón al mes.

En este monto se incluye el margen de promoción que equivale a 12 soles por concepto de la acometida y el equipo de medición; solo durante los primeros ocho años del contrato se hará este pago.

Como parte del contrato, Fenosa debe realizar 64 000 conexiones domiciliarias en el sur en ocho años; en Arequipa son 40 000. Posteriormente, todo nuevo cliente tendría que pagar 1 800 soles para contar con este servicio, tal como ocurre en Lima y Callao.


Lo dijo

Así como en el caso del agua potable, las tarifas por consumo domiciliario de gas se mantendrán durante cinco años y de acuerdo al compromiso de inversiones que asuma Fenosa, el concesionario, para ampliar la cobertura de servicio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta