Kuczynski no renuncia pese a ultimátum del fujimorismo

Kuczynski no renuncia pese a ultimátum del fujimorismo

Bancandas de Fuerza Popular, Frente Amplio, Apra, Nuevo Perú y APP exigen su salida

195
0
Compartir
PPK no solo habría mentido al país, sino que cobró por asesorías a Odebrecht cuando era ministro de Estado.

Rolando Vilca Begazo

El presidente Pedro Pablo Kuczynski, en mensaje a la nación dijo que “no abdicará a su honor ni a la responsabilidad de ser el presidente de todos los peruanos”. Esto en respuesta al ultimátum impuesto por la bancada de Fuerza Popular para renunciar a su cargo, ante el supuesto cobro por asesorías hechas a Odebrecht mientras era ministro de Estado y presidente de ProInversión, entre el 2004 y 2006, en el gobierno de Alejandro Toledo.

Al filo de la media noche del jueves y acompañado de la mayoría de sus ministros y algunos congresistas de su bancada, el mandatario dijo que “no se corre” porque “tenía la responsabilidad de dar una explicación al país”.

Sostuvo que era falso y tendencioso afirmar que habría recibido hasta cuatro millones de dólares a través de las empresas First Capital y Westfield Capital, como denunció la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa Bartra.

De First Capital, dijo que “nunca tuvo nada que ver ni como socio o ejecutivo”, porque era propiedad de Gerardo Sepúlveda. En tanto que en el caso de Westfield Capital, admitió que sí era de su propiedad, pero aclaró que brindó solo un servicio de asesoría financiera a Odebrecht, cuando él no ocupaba ningún cargo público.

Por todo ello dijo que estaba dispuesto a defender su verdad y solicitó que se le levante el secreto bancario para investigar sus cuentas. “La corrupción sistémica pretende amenazar a nuestro gobierno. [Pero] no me voy a dejar amedrentar. Soy un hombre honesto y lo fui toda mi vida. Estoy dispuesto a defender mi verdad ante la Comisión Lava Jato y ante la fiscalía a quien pediré el levantamiento de secreto bancario para que revisen todo lo que quieran”, detalló.

Ultimátum

Por la mañana, el vocero de la bancada fujimorista Daniel Salaverry fijó un ultimátum para que Kuczynski renuncie antes de que finalice el día. Otras tiendas políticas como el Apra, Alianza por el Progreso y Nuevo Perú coincidieron con el pedido de renuncia. En tanto que el Frente Amplio fue más allá y propuso la vacancia, además del adelanto de las elecciones presidenciales y la convocatoria a una asamblea constituyente.

“Creemos que el presidente Kuczynski tuvo tiempo suficiente para evaluar su delicada situación y para tomar esta decisión. Es evidente que su permanencia es insostenible, a raíz de las pruebas concretas de actos de corrupción que la Comisión Lava Jato mostró al Perú”, declaró Salaverry en el Congreso.

Incertidumbre

Para el analista político José Carlos Requena, la tardía respuesta del presidente a los documentos presentados por Rosa Bartra, donde se evidencia el cobro por las asesorías a Odebrecht, contribuían a generar una mayor incertidumbre política, incluso dentro de su propia bancada.

“Lo concreto es que su presidencia está muy debilitada. No sé si su renuncia sea la única salida, pero, de cualquier forma, su permanencia [en el cargo] es insostenible. Solo es cuestión de tiempo el desenlace final”, señaló a Encuentro.

Requena también consideró que en tanto otras agrupaciones políticas o instituciones de la sociedad civil no se sumen a la exigencia de la renuncia de PPK, la agonía de su gobierno se podría prolongar. Es más, advirtió que para llegar a la vacancia primero se tienen que asegurar los votos necesarios para ello. “Y no veo que Nuevo Perú (liderado por Verónica Mendoza) apoye la propuesta del fujimorismo”, afirmó.

La vida continúa

Otro hecho que llama la atención es que esta crisis del Gobierno se percibe en las esferas políticas, el sector empresarial —por el impacto que podría generar en la captación de inversiones— y en los medios de comunicación, porque la ciudadanía en general, y la del interior del país en particular, no se evidencia mayor preocupación.

“Este comportamiento es una particularidad del país, producto de la desmovilización social. La gente continua su vida, no sale a respaldar al presidente ni a cuestionar al fujimorismo. En el fondo, Kuczynski tenía razón al decir que a la gente no le interesa la política”, explicó Requena.


Lo dijo 

Según José Carlos Requena si se confirma el rumor de que el Poder Judicial ordene la prisión preventiva de Keiko Fujimori, por las investigaciones del caso Odebrecht, el fujimorismo asumiría una actitud más reactiva en contra del gobierno.

No hay comentarios

Dejar una respuesta