¿Es posible el retorno del aporte voluntario del sector minero?

¿Es posible el retorno del aporte voluntario del sector minero?

Ex director de la Cámara de Comercio señala que no es el mejor momento para que las empresas extractivas puedan hacer desembolsos adicionales.

269
0
Compartir
El escenario mundial de bajos precios de los metales se mantendría hasta el 2016.

Primero fue la gobernadora regional Yamila Osorio quien planteó la necesidad de crear un fondo de inversión con el aporte del sector minero. Después, en el aniversario de Arequipa, el alcalde Alfredo Zegarra dijo que solicitará a Cerro Verde un desembolso de S/. 500 millones para la ejecución de obras en la ciudad.

Estos pedidos recuerdan la vigencia del “óbolo minero” que años atrás, producto del programa minero de Solidaridad con el Pueblo, recibía el 3.5% de las utilidades de las mineras, para distribuirlo en beneficio de la región y los gobiernos locales. Con Ollanta Humala en el gobierno se acabó el óbolo minero y en su lugar se creó el impuesto a las sobre ganancias para que el Ejecutivo administre directamente el aporte adicional de la minería.

Ahora, en un contexto político y económico diferente ¿es factible conseguir un nuevo aporte económico del sector minero y fuera de los impuestos que ya paga?

En opinión del economista y ex director de la Cámara de Comercio de Arequipa, Patricio Quintanilla Paulet, “se trata de una alternativa interesante”, porque beneficiaría a la ciudad, sin embargo, consideró que, en el actual escenario económico mundial, “es el peor momento para hacer tal pedido”.

Al cierre de la presente edición, la cotización del cobre estaba en US$ 2.2 la libra, un mes atrás llegaba a los US$ 2.5; y hace tres años superaba incluso los US$ 4.0. La desaceleración económica de China, que días atrás remeció a las bolsas de valores de todo el mundo, influyó de manera drástica en la reducción del precio de los metales, principalmente el oro y el cobre.

Esta coyuntura, según Quintanilla, influiría en la decisión de Cerro Verde al momento de analizar el retorno eventual del aporte voluntario, que años atrás permitió la ejecución de los by pass de la Av. Alcides Carrión, la construcción del Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas, entre otras obras.

“Desde la perspectiva de la empresa minera, es el peor momento por los bajos ingresos que obtiene como consecuencia de la cotización mundial de las materias primas. Entonces no veo que sea imposible, pero sí es difícil que acepte esta propuesta”, explicó.

Este análisis fue corroborado por el gerente general de minas Buenaventura — empresa que además es socia del proyecto de ampliación de Cerro Verde—, Roque Benavides, quien de manera enfática dijo que no se puede alterar el marco legal establecido y demandar nuevos aportes económicos de la minería.

¿Nuevo impuesto?

Benavides incluso señaló que tal pedido podía ser interpretado como la creación de un impuesto adicional en beneficio de Arequipa.

“Hay que mantenerse por los cauces normales y regulares. No se puede crear un nuevo impuesto para Arequipa porque eso implica pedir S/. 500 millones adicionales”, señaló en respuesta al anuncio de Alfredo Zegarra.

Es más, aclaró que ante el escenario mundial de bajos precios de los metales el financiamiento de la ampliación de Cerro Verde se complicó —debía sustentarse con los propios ingresos de la empresa—, por lo que los accionistas tuvieron que aportar capital para compensar este déficit financiero.

Y como para dejar sentada la postura del sector minero frente a un eventual del retorno del óbolo minero, Benavides citó a Winston Churchill, y recordó que “no hay que ver al sector privado como la vaca a la que se puede ordeñar todos los días, sino como el caballo percherón al que hay que alimentar porque tiene que jalar una pesada carreta como es la economía nacional”.

En ese orden de ideas, dijo que el sector minero no solo cumplía con sus obligaciones tributarias sino que impulsaba a otros sectores de la economía como parte del desarrollo de su actividad extractiva. “Entonces no hay que ver cómo se sigo ordeñando a la vaca, porque al final me puedo quedar sin nada”, argumentó.

De igual forma, le respondió a la gobernadora regional al recordar que actualmente “las empresas mineras están perdiendo dinero”, por lo que mal harían en endeudarse para contribuir con la creación de un fondo de inversión que beneficie a todos los municipios de la región. “Simplemente no estamos en condiciones de hacerlo”, concluyó.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta